Presentación

PRESENTACIÓN

JOSÉ DOMINGO PARDO comienza su andadura profesional a los 15 años en la Escuela del Gremio de Pastelería de Barcelona. De la mano de su maestro Tomás Ortega Mazo no sólo aprende la técnica sino que
también descubre su amor por la profesión, un sentimiento que decide convertir en una vocación permanente.

Sus innegables cualidades para el oficio le permiten, por una parte, participar activamente en concursos y certámenes a nivel nacional, obteniendo siempre un lugar destacado. Por otra parte, se convierte en el profesor de pastelería más joven de España, al ser contratado por el Gremio de Pastelería de Sabadell para dirigir los primeros cursos de pastelería que se imparten en la ciudad, con tan sólo18 años.

Esta dedicación pedagógica prosigue con su colaboración en la Escuela de Restauración Bell-Art y, más tarde, en 1992, es nombrado profesor titular de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo San Ignasi (Jesuitas de Sarriá), en Barcelona. En cuanto a su formación, en 1993 realiza un stage que dirige el célebre pastelero francés Yannick Lefort en l’École Nationale Supérieure de la Pâtisserie, Confiserie, Glacerie, Chocolaterie, de Yssingeaux (Francia), un centro de gran prestigio internacional. Tras su aprendizaje, es el momento de volcar estas experiencias trabajando en diferentes pastelerías, actividad que le permite descubrir su faceta de escaparatista y potenciar su innata imaginación.

En 1996, recibe la Insignia de Oro (Primer Premio y Trofeo) del Cornet Sàbat, un prestigioso galardón que, en cierto sentido, cierra la primera etapa de su vida profesional. Pronto decide dar el paso más importante en su vida: abrir su propia pastelería, un espacio donde volcar todo lo aprendido hasta la fecha y desarrollar con libertad todo el potencial de su creatividad.

El 1 de abril de 1998, José Domingo Pardo inaugura la pastelería DIVINE´S en Viladecans (Barcelona). El éxito de su propuesta es inmediato: ese mismo año obtiene el premio a la Mejor Iniciativa Empresarial. Y el 18 de mayo de 1998 recibe EL TÍTULO Y LA MEDALLA DE MAESTRO PASTELERO, otorgada por el Gremio de Pastelería de Barcelona en reconocimiento a sus méritos por su dedicación a la enseñanza de la profesión en la Escuela del Gremio de Pastelería de Barcelona.Su prestigio profesional trasciende fronteras cuando en 2001 es nombrado asesor técnico de la Pastelería Castellana 104, en Bogotá (Colombia).

Con este prestigio consolidado, José Domingo Pardo decide, en una nueva etapa, reunir en un nuevo proyecto tanto su experiencia y su pasión al frente de la pastelería Divine’s como su amor de juventud: la enseñanza.

La ESCUELA J. DOMINGO PARDO reúne en un espacio físico la vida y la obra de este Mestre Pastisser. Conocedor en profundidad de las diferentes etapas que el oficio de pastelero ha experimentado tanto a nivel pedagógico como en su percepción general por parte de los clientes, José Domingo Pardo pretende transmitir, establecer e ilusionar a futuros profesionales con la misma raíz de la que él procede: una pasión sin límite por el oficio, una ambición innagotable por la calidad y una humildad constante para seguir aprendiendo cada día. Una enseñanza firme, pero libre, en la que los alumnos, al acabar, se sientan poseedores de esos conocimientos básicos, y por ello universales, con la que emprender cualquier tipo de iniciativas profesionales.